Las placas de acero pueden venir en distintas formas y grosores (calibres), por lo que existen varias técnicas y equipos para realizar esta actividad, previa al proceso manufacturero.


Las tecnologías y técnicas de corte deben proyectarse de acuerdo a las características y uso del material que se pretende procesar, por lo que hay que tener en cuenta diferentes variables para determinar el proceso correcto, como:


Tipo de material (acero al carbón, acero inoxidable, aluminio, etc.)

Espesor del material

Precisión requerida en el corte

Complejidad del corte

Presupuesto


A continuación, te compartimos algunas de las técnicas más empleadas para realizar cortes de placas de acero:


CORTE EN CIZALLA O GUILLOTINA.

Este equipo funciona realizando un corte mecánico en el que intervienen la mesa de la cizalla y la cortina de la misma, las cuales tienen en sus bordes cuchillas que funcionan de forma encontrada, de la misma manera que unas tijeras.

Este equipo de corte es de uso común para espesores de lámina y placa relativamente bajos, de ¼” de pulgada y pasando por toda la gama de calibres inferiores, aún que hay cizallas que manejan espesores de hasta ¾”.

Puede procesarse cualquier metal con este equipo, pues al ser un corte mecánico no genera calor que pudiera dañar el acabado del material, además tiene la ventaja de ser la técnica de corte más económica.


CORTE CON GASOLINA OXIGENADA

El corte con gasolina oxigenada, u oxicorte, es un proceso simple que emplea equipo y consumibles son relativamente económicos. Es utilizado para cortar espesores de 36 y hasta 48 pulgadas de acero con una antorcha con gasolina oxigenada. No obstante, cuando se trata de realizar cortes de forma en placas de acero, la mayoría de los trabajos se realizan en placas de 12 pulgadas de espesor, o más delgadas.

El corte por gasolina oxigenada es ideal para placas más espesas que 1 pulgada, pero puede utilizarse para placas de hasta 1/4 de pulgada de espesor, con algunas dificultades. Es un proceso relativamente lento que trabaja alrededor de 20 pulgadas por minuto en material de 1 pulgada. Otra gran ventaja del corte con gasolina oxigenada es que se puede cortar fácilmente con varias antorchas al mismo tiempo, lo cual multiplica su productividad.


CORTE POR PLASMA

El corte por arco de plasma ofrece velocidades de corte mucho más rápidas que con el corte con gasolina oxigenada, sacrificando algo de calidad en el borde.

El equipo de plasma puede ser costoso en comparación al corte con gasolina, ya que su sistema completo requiere alimentación de energía, enfriador de agua (sobre los sistemas de más de unos 100 amperios), un regulador de gas, brocas de antorcha, cables y mangueras de interconexión y la antorcha misma. Pero su desempeño compensa el costo del sistema en poco tiempo.


CORTE CON LÁSER

El proceso de corte con láser es adecuado para el corte de acero dulce de un espesor de hasta 1.25 pulgadas. Más allá de la barrera de 1 pulgada, los ajustes deben ser exactos para brindar confiabilidad al trabajo. Esto incluye el material (acero de grado para láser), pureza del gas, condición de la boquilla y calidad de la viga.

A pesar de que el láser no es un proceso muy rápido sí es un proceso muy exacto. Crea un ancho de corte muy estrecho y, por lo tanto, puede cortar contornos muy precisos y orificios pequeños. La calidad del borde es usualmente muy buena, con líneas de expansión y cortes dentados extremadamente pequeños, bordes muy perpendiculares y escasa o ninguna escoria.


CORTE POR CHORRO DE AGUA

El corte por chorro de agua brinda un corte extremadamente exacto y suave, que es incluso mejor que el del corte con láser porque la suavidad del borde puede ser mejor y no hay deformación por calor. Además, el chorro de agua no está limitado en el espesor, como es el caso del corte por plasma y por láser. El límite práctico del corte por chorro de agua es de aproximadamente 6 a 8 pulgadas debido a la duración de tiempo que lleva cortar ese espesor y a la tendencia que tiene el chorro de agua a divergir.

La desventaja del corte por chorro de agua es el costo de la operación, ya que son más elevados que los del plasma debido al alto costo de una bomba intensificadora, pero no son tan altos como los del equipo láser. Otro detalle es el costo por hora de funcionamiento, principalmente debido al costo del granate abrasivo que se utiliza en el proceso.


Si deseas saber más sobre las diferentes formas de cortar placa de acero dulce, contacta a nuestros asesores para que te comenten las ventajas y desventajas de cada proceso, y cuál es el mejor para tu aplicación.